Preguntas frecuentes sobre poliamor de Franklin (IV)

Con esta entrada continuamos las traducciones de More than two, una de las webs sobre poliamor más visitadas del mundo (en activo desde 1999). Creemos que se trata de un recurso valiosísimo para conocer más sobre la teoría del poliamor y descubrir herramientas que nos ayuden en nuestras relaciones, por eso queremos ponerlo a disposición de la comunidad de Poliamor Madrid.

Lee las otras entradas:

Fuente original

Entonces, ¿por qué hacéis todo esto? ¿Qué ganáis con ello? Aparte de follar con un montón de gente, claro.

Para empezar, practicar el poliamor no significa "follar con un montón de gente". Es posible que solo tengas una relación adicional.

Pero ese no es el tema.

Para responder a esta pregunta es necesario plantearse cómo es el ser humano. ¿Por qué la gente tiene relaciones con otras personas? ¿Por qué implicarse sentimentalmente con alguien? Por supuesto, la respuesta varía de persona a persona, pero en última instancia todos somos animales sociales. La gente es más feliz cuando tiene relaciones amorosas y la intimidad mejora la calidad de vida.

Vale. ¿Pero por qué no es suficiente con una persona?

¿Qué dirías si tuvieras un hijo, decidieras ir a por el segundo y el primero te preguntara por qué no es suficiente con él?

En realidad, la pregunta en sí no tiene sentido una vez que entiendes que esto no va de ser "suficiente".

Para empezar, es un hecho que la mayoría de la gente no tiene relaciones sexuales con una sola persona: tiene relaciones con una sola persona a la vez... al menos en teoría. Y con estadísticas como la General Social Survey (encuesta sociológica estadounidense), que indica que hasta el 34 % de los hombres entre 50 y 64 años admite haber engañado a su pareja al menos una vez, parece evidente que a menudo la teoría no coincide con la práctica.

Pero eso es diferente. Eso es ser infiel.

Precisamente. Si quieres tener más de una relación (como es el caso de la mayoría de la gente, a pesar del mito romántico que probablemente te han hecho creer), entonces lo honrado y decente es afrontar la situación de manera directa y sincera.

Hay mujeres que se me han acercado, me han propuesto tener relaciones sexuales y me han preguntado a bocajarro: "¿le pondrías los cuernos a tu pareja?". Cuando contesto "estoy abierto a tener otras relaciones, pero nunca sería infiel: podemos ser amantes si mi pareja lo aprueba", normalmente se ponen de los nervios. "¡Eso es demasiado raro!"

Así que aparentemente hay mucha gente que no tiene ningún problema con las mentiras y el engaño, que no dudaría en traicionar a su cónyuge sin pensarlo dos veces, pero que no puede aceptar la honradez y la honestidad.

Yo no tengo relaciones con esa gente. Cualquiera que puede engañar a su cónyuge puede traicionarme a mí también, y no quiero gente así en mi vida.

¿Así que estás diciendo que todo el mundo es practicante del poliamor o infiel?

No. Alguna gente parece estar hecha para la monogamia. Pueden estar felices en una relación monógama y no mirar siquiera a otras personas, jamás. Eso es genial. Pero no todo el mundo es así: de hecho, parece evidente que la mayoría de la gente no lo es.

Sin embargo, eso tampoco es lo importante. Al final, esto no va de conformarse con "suficiente". Alguna gente poliamorosa podría ser monógama si realmente quisiera: de hecho, la gente que funciona bien en relaciones poliamorosas suele ser mejor obedeciendo las reglas de una relación y siendo fiel que la media. Pero las personas poliamorosas no quieren tener relaciones monógamas.

¿Qué tiene de malo la monogamia?

Nada.

Entonces, ¿por qué no la queréis?

Para quienes se inclinan hacia el poliamor, una relación poliamorosa ofrece más. Cuando tienes a más de dos personas implicadas en tu relación, cuentas con recursos y perspectivas que no tienes en una relación monógama. Si una persona se siente mal o tiene un problema, puede contar con dos o más personas para darle apoyo. Y con más gente prestando atención al problema (de relaciones, de trabajo o lo que sea), a veces es más fácil encontrar la solución.

Y además es genial para tu vida sexual.

Soy creativo en la cama. En mis días más inspirados, me gusta pensar que soy muy creativo en la cama. Pero ninguna persona lo ha visto todo o lo ha hecho todo; de hecho, ningún ser humano puede empezar siquiera a arañar la superficie de "cosas guays que hacer en la cama". Ahora mismo somos 7.000 millones de personas en el planeta y contamos con 30.000 años de historia humana registrada. Alguien, en alguna parte, ha pensado en algo que te encantaría pero que jamás se te hubiera ocurrido.

He aprendido un montón de cosas de cada una de mis relaciones, tanto dentro como fuera del dormitorio, y las he podido aplicar a mis otras relaciones. No solo nuevas técnicas, sino a veces también nuevas maneras de ver las cosas. Todo esto ha enriquecido mis relaciones y mi vida.

Puede que ni siquiera sea eso que estás pensando. No toda la gente poliamorosa adora el sexo en grupo. Hay personas poliamorosas que jamás se han hecho un trío. Practicar el poliamor no significa que tengas gustos sexuales poco convencionales, que te gusten las orgías, que vivas en la promiscuidad o que quieras tirarte a cada persona que conoces. Para las personas polifieles, el poliamor no es muy diferente de la monogamia. Además, el poliamor no te vuelve bisexual: en una relación poliamorosa, no todas las personas implicadas se acuestan con todas las demás. (La idea de ser el hombre en mitad de una pareja lésbica sexy es un cliché más viejo que la tos, pero no creas que con el poliamor vas a conseguirlo automáticamente).

Comentarios

Comments powered by Disqus