Preguntas frecuentes sobre poliamor de Franklin (II)

Con esta entrada continuamos las traducciones de More than two, una de las webs sobre poliamor más visitadas del mundo (en activo desde 1999). Creemos que se trata de un recurso valiosísimo para conocer más sobre la teoría del poliamor y descubrir herramientas que nos ayuden en nuestras relaciones, por eso queremos ponerlo a disposición de la comunidad de Poliamor Madrid.

Lee las otras entradas:

Fuente original

¿Reglas? ¿Qué reglas? Tú lo que quieres es acostarte con otra persona, ¿no?

No, no funciona así.

Por supuesto, hay tantas variedades de poliamor como personas: no hay una forma correcta de construir una relación poliamorosa, aunque las relaciones poliamorosas éticas implican honestidad, respeto y compasión. Pero practicar el poliamor no te da permiso para comportarte como un conejo en celo.

Una relación poliamorosa no se centra en el sexo, sino en construir una relación amorosa con más de una persona a la vez.

Y sí, hay reglas.

¿Sí? ¿Qué tipo de reglas?

Depende de la relación.

Algunas relaciones poliamorosas, llamadas "polifidelidad", tienen reglas que no son demasiado diferentes a las de una relación monógama tradicional, salvo que hay más de dos personas implicadas. Una tríada polifiel, por ejemplo, incluye a tres personas. Es posible que una persona sea sexualmente activa con las otras dos, o incluso que las tres estén conectadas sexualmente. Sin embargo, nadie puede tener un amante fuera de la relación, igual que ocurre en las relaciones monógamas: si lo haces, es infidelidad. Si acaso, la infidelidad en una relación polifiel es una infracción más seria que en una relación monógama, porque si eres infiel estás traicionando a más de una persona.

Otras relaciones poliamorosas pueden permitir tener amantes fuera de la relación solo en ciertas circunstancias: por ejemplo, a menudo solo se permite si esa persona ha sido aprobada de antemano por todos los implicados y conoce la naturaleza de la relación.

Las relaciones individuales dentro de un grupo poliamoroso también pueden ser complejas. En muchos casos hay una pareja principal, por ejemplo, un matrimonio. Una de esas personas o ambas pueden tener amantes, pero estas relaciones son "secundarias" en el sentido de que implican menos participación en el día a día de sus vidas que su matrimonio.

Nota: esto no quiere decir que la importancia de esas relaciones sea secundaria, o que la gente que forma parte de las relaciones secundarias aporte menos o sea menos valorada. Simplemente significa que estas relaciones tienen objetivos o parámetros diferentes que la relación principal.

También hay relaciones poliamorosas donde cada relación individual es tan importante como todas las demás, y ninguna pareja se considera principal.

Ajá. ¿Según quién? ¿Quién hace estas reglas?

Todas las personas implicadas.

El poliamor no es "quiero tirarme a esa persona de ahí, y si no te gusta, te fastidias".

Es razonable que todas las personas implicadas esperen poder opinar de alguna manera sobre las otras relaciones. Es razonable querer establecer límites, y es necesario y razonable establecer un conjunto de reglas que proteja tus sentimientos y los sentimientos de todas las demás personas implicadas directa o indirectamente.

Esto se consigue negociando un conjunto de condiciones claro, explícito e inequívoco que guíe la manera en que se forman tus relaciones y establezca ese conjunto de reglas que ayuda a asegurar que las necesidades de todo el mundo están cubiertas y no se ignoran los sentimientos de nadie.

También es importante entender que cualquier infracción de estos acuerdos es un asunto muy, muy serio, ¡tan serio como la infidelidad en una relación monógama convencional! Este conjunto de reglas y la voluntad de todas las personas implicadas de cumplir los acuerdos que habéis establecido juntos son lo que crea los cimientos de confianza necesarios en una relación poliamorosa. Sin esa confianza, es de esperar que tú o alguien que te importa acabe destrozado.

¿Esto del amor libre no se pasó de moda en los 60?

El amor libre nunca existió en realidad, ni siquiera entonces. Pero eso es irrelevante. El poliamor no es amor libre. Todos estos estilos de poliamor tienen sus propias dinámicas, pero al final todos se centran en construir relaciones, no en el sexo.

Bueno, vale, también incluyen sexo. Después de todo, el sexo es parte de la mayoría de las relaciones amorosas, y el poliamor se centra en las relaciones amorosas. (Por supuesto, esto no vale para todo el mundo: hay gente que tiene relaciones amorosas sin sexo. Pero a menudo, para muchos de nosotros, el romance incluye algún elemento sexual). Pero lo importante es que no se trata solo de sexo.

Y de todas maneras, la idea del poliamor estaba muy presente en los 60. De hecho, el concepto de poliamor es al menos tan antiguo como la historia de la Humanidad. Se pueden encontrar ejemplos de relaciones no monógamas en muchos lugares y en cualquier momento de la Historia.

¿Esto no es esa cosa sexista, misógina y androcéntrica que hacen los fundamentalistas mormones, como en la serie de televisión estadounidense "Big Love"?

No. La imagen que mucha gente tiene en la cabeza de un hombre con muchas mujeres, como en la serie, se llama técnicamente "poliginia". La poliginia (del griego poly, "muchos" y gynos, "mujer") es la forma de poligamia en la que un hombre puede tener más de una esposa, pero las mujeres no pueden tener más de un marido.

En las sociedades donde se practica la poliginia, las mujeres normalmente son consideradas poco más que propiedad. Dado que la gente tiene esta idea equivocada de lo que es el poliamor, es fácil entender por qué piensan que el poliamor implica una falta de respeto a las mujeres.

Pero el poliamor no es poliginia. El poliamor se aplica igualmente a todos los géneros. En una relación poliamorosa ética, todas las personas tienen las mismas oportunidades. El poliamor no va de coleccionar un puñado de mujeres para tu harén. El poliamor consiste en compartir algunas partes de tu vida y de tu amor con más de una persona, y de que tus amantes también compartan sus vidas y su amor con más de una persona. El poliamor no es tomar posesión de tus amantes y contratar a un ejército de eunucos para asegurarse de que no se desvíen.

Comentarios

Comments powered by Disqus