Preguntas frecuentes sobre poliamor de Franklin (I)

Con esta entrada inauguramos una serie de traducciones de More than two, una de las webs sobre poliamor más visitadas del mundo (en activo desde 1999). Creemos que se trata de un recurso valiosísimo para conocer más sobre la teoría del poliamor y descubrir herramientas que nos ayuden en nuestras relaciones, por eso queremos ponerlo a disposición de la comunidad de Poliamor Madrid.

Lee las otras entradas:

Fuente original

¿Cómo es eso de que tienes dos novias?

Entonces, ¿qué significa "poliamor"?

El término "poliamor" viene del latín y el griego y significa "muchos amores" (literalmente, poly ["muchos"] y amor ["amor"]). Una relación poliamorosa es una relación romántica que implica a más de dos personas.

¿O sea, como los swingers?

No exactamente. Los swingers tienen un enfoque distinto: se centran en el sexo casual, aunque también pueden entablar amistades y formar vínculos más profundos. En cambio, el poliamor se centra en las relaciones profundas, aunque a menudo el sexo también es divertido.

Ya lo pillo: tienes una querida.

No, eso también es diferente. El término técnico para eso es "infidelidad".

Lo mismo me da, que me da lo mismo.

No. Lo que define a una relación poliamorosa es que todas las personas implicadas conocen la existencia del resto de participantes en la relación y están de acuerdo con ello.

Si estás casado y tienes una novia sin que tu mujer lo sepa, o si tu mujer lo sospecha pero no está segura, o si tu mujer lo sabe pero no le gusta, no eres poliamoroso, eres infiel. De la misma manera, si estás tirándote al fontanero mientras tu marido está fuera de la ciudad, no eres poliamorosa, eres infiel.

Lo que define al poliamor es el consentimiento informado de todas las personas involucradas. Sin él, no es poliamor. Si no puedes invitar a tu amante a la cena de Navidad con el resto de tu familia porque no quieres que nadie sepa lo que estás haciendo, probablemente no es poliamor.

Poliamor, sí, claro. Solo es una manera educada de decir que tu pareja te deja ser infiel.

No. Ser infiel es saltarse las reglas. Por definición, si no estás saltándote las reglas de tu relación, no estás siendo infiel.

No es necesario que las reglas sean explícitas; saltarse las reglas tácitas de una relación también es infidelidad. Si haces cualquier cosa que no puedes contarle cómodamente a tu pareja, o que sabes que le haría infeliz si lo supiera, seguramente estás siendo infiel. Así de claro.

El poliamor es una manera completamente diferente de definir tu relación. El poliamor es un reconocimiento del simple hecho de que no hay fórmulas universales para las relaciones. En una relación poliamorosa…

Vale, vale, ya entiendo. ¡El poliamor es para gente con miedo al compromiso!

No, no, no. De hecho, es justo lo contrario: la gente que no es capaz de comprometerse con una persona, ¡seguro que tampoco puede comprometerse a largo plazo con dos!

En mi experiencia, muchas personas monógamas son monógamas en serie, saltando de una relación a otra mientras afirman estar siendo monógamas en cada una de ellas. Aunque ninguna persona razonable espera que todas las relaciones duren para siempre, parece que quienes practican la monogamia en serie creen que sus parejas son desechables o, más a menudo, se quedan en una relación solo hasta que aparece alguien "mejor". El poliamor es más ético que la monogamia en serie, ya que quienes lo practican no descartan a sus amantes cuando la siguiente persona interesante hace su aparición. Pienso que este tipo de monogamia en serie es la esencia de la incapacidad para comprometerse.

Pero si amas a alguien, no deberías querer estar con nadie más.

Esa es una idea común, pero en realidad no funciona en la práctica.

Muchas personas creen que alguien que tiene varios amores no puede entregarse completamente a nadie: si amas a una persona, puedes expresar tu amor con todo tu corazón, pero si amas a varias, tu amor se divide y ya no es tan profundo. Esto se basa en la "economía de hambruna" del amor, esto es, que solo tienes una cantidad de amor limitada, y si amas a alguien ya no tienes amor para nadie más. Así que si te enamoras de otra persona, tienes que pagar por ello quitándole amor a la primera.

Pero el amor no es igual que el dinero. Con el dinero, solo tienes una cantidad limitada para gastar, y cuando se lo das a una persona tienes menos para darle a otras. Pero el amor se comporta de maneras maravillosas, impredecibles e ilógicas. Cuando amas a más de una persona enseguida te das cuenta de que cuanto más amor das, más tienes para dar. Sí, puedes darle todo tu corazón a más de una persona, y cuando lo haces, te das cuenta de que es el sentimiento más bonito del mundo.

No pienses en el contenido de tu corazón de la misma manera que en el contenido de tu cartera, porque no funciona así.

Algunas personas también parecen sentir que no es posible amar a más de una persona a la vez. Así que si te encuentras con que tienes una relación con una persona y te enamoras de otra, eso demuestra que realmente no amas a tu pareja, ¿verdad? Después de todo, dicen, hemos venido al mundo para amar a una sola persona, nuestra verdadera alma gemela en un mundo de siete mil millones de personas, la única adecuada para nosotros... y que, por una asombrosa casualidad, resulta que va a nuestro colegio o trabaja en el mismo sitio.

Esto es lo que llamamos la "economía de escasez" del amor: la idea de que el amor es raro, de que solo podemos tener un amor verdadero y de que, una vez que encontramos a ese amor verdadero, la parte de nuestros cerebros que presta atención a otras personas se apaga de golpe y misteriosamente.

En cualquier caso, como iba diciendo, en una relación poliamorosa (quizás incluso más que en una monógama) es vital que todas las personas implicadas conozcan, entiendan y respeten las reglas de la relación. Para que una relación poliamorosa tenga éxito, es absolutamente necesario que todas las personas implicadas se sientan seguras y confiadas. Si no puedes respetar las reglas de una relación poliamorosa, no puedes esperar que la relación funcione.

Comentarios

Comments powered by Disqus